La "Red Combi" quiere llenar el Perú de cines al aire libre

Una asociación cultural peruana propone crear una red de cines al aire libre que se alimenta de energía generada por una bicicleta.
Red Cine Combi

Una asociación cultural peruana se ha propuesto crear una red de cines permanentes al aire libre por todo Perú, con equipos de proyección móviles y usando la energía limpia que produce la propia comunidad con una bicicleta.

La Red Combi, un proyecto de La Combi-Arte Rodante, se propone viajar por los pueblos de Perú y más adelante por los de otros países de América Latina "para descentralizar las actividades artísticas y recuperar las expresiones culturales del continente", dijeron hoy a Efe sus representantes.

Además de llevar el séptimo arte a lugares donde no hay salas cinematográficas, el proyecto quiere convertirse en un nuevo canal para la difusión de producciones audiovisuales peruanas, latinoamericanas e independientes.

La meta para 2013 es instalar 15 cines al aire libre en Perú, en especial en aquellas poblaciones del país que tienen menos acceso a las producciones audiovisuales y a las nuevas tecnologías.

Pequeñas poblaciones en la selva del país, como Las Lomas, en la región Madre de Dios, o Galilea, en el Amazonas, cuentan ya con un cine al aire libre que reúne todas la semanas a los vecinos para ver películas "bajo las estrellas".

Los cines son gestionados por la población y cuentan con una programación semanal con ciclos conformados por largometrajes y cortometrajes de ficción, documental y animación, así como por contenidos educativos, medioambientales, culturales y de derechos humanos.

La filosofía de Red Combi es que, con una pantalla, un proyector, un lector de DVD y un equipo de sonido, cualquier plaza o parque puede convertirse en un cine.

"Al ser un equipo de proyección móvil, permite también que se instale en diferentes espacios de la población, llegando así a un mayor número de público y descentralizando de esta manera la acción", indicaron los representantes de la asociación.

Preocupada por el cuidado del medio ambiente, Red Combi está asociada en este proyecto con la organización Verde y Visual, que ha aportado un sistema para que la propia comunidad genere la energía eléctrica necesaria para las proyecciones.

Para ello utilizan una bicicleta conectada a un sistema que, al pedalear durante 30 minutos, almacena suficiente energía para reproducir el contenido audiovisual durante una hora.

Los integrantes de Red Combi buscan ahora el apoyo de empresas privadas e instituciones públicas para conseguir que su propuesta siga creciendo "y la cultura cinematográfica llegue a todos los rincones del país."

Para contar con películas para exhibir en los cines al aire libre cuentan con el apoyo del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), el Instituto Goethe de Alemania, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Alianza Francesa, entre otras instituciones.

EFE