Laura Freixas presenta una obra inspirada en su propio diario, escrito entre 1995 y 1996. | Fuente: GRUPO RPP S.A.C. | Fotógrafo: MARCOS REATEGUI

En febrero pasado, la escritora española Laura Freixas publicó un artículo que puso su perspectiva ante los ojos del mundo y de la crítica: “¿Qué hacemos con Lolita?”, título con el cual iniciaba un análisis de la novela “Lolita”, del escritor ruso Vladimir Nabokov, para evaluar la falta de atención hacia la violencia de género dentro de esta historia.

De inmediato, diversas voces de la literatura se pronunciaron en defensa de esta obra, entre ellos Mario Vargas Llosa, quien tildó de “radical”, la opinión de Freixas y la puso en el ojo de una tormenta generada por autores a los que ella llama “de la vieja guardia”.

Nacida en Barcelona, Laura se acostumbró al debate entre conservadores y progresistas. Su padre proviene de una familia catalana, de la burguesía de esa nación, mientras que su madre pertenecía a una casta de inmigrantes que llegó allí en los años 30. Esto hacía que las perspectivas y los debates dentro de su entorno familiar sean constantes.

Ahora, como ciudadana de Madrid y literata de vocación, ella analiza todas las aristas que presenta la sociedad, enfocándose en aquellas que no suelen ser escuchadas: las femeninas. RPP Noticias conversó con ella, para conocer su opinión, su trabajo y su impresión sobre el debate con el nobel peruano, medio año más tarde.

La escritora comenta que su obra "Todos llevan una máscara" hace un contraste entre la Laura Freixas que no conocía la realidad de la sociedad y la que ahora la ha vivido. | Fuente: GRUPO RPP S.A.C. | Fotógrafo: MARCOS REATEGUI

"LA RESPONSABILIDAD ES DE LA CULTURA"

La escritora ha pasado años analizando el panorama de la literatura y la cultura, evaluando su implicancia dentro de la situación que viven las mujeres en la sociedad. "La cultura, en todos los niveles, legitima y es cómplice con la violencia hacia la mujer", apunta.

Para continuar con su discurso, ella utiliza una frase que dice es muy utilizada en España: “No es un caso aislado, se llama patriarcado”. “El dominio masculino está en todas partes y también en la literatura, conocemos más la visión del mundo desde la visión masculina que de las femeninas”, explica.

“Cuando una mujer presenta sus vivencias, experiencias y perspectivas incomoda y no se adapta a la tradición, una tradición que ha dejado fuera los relatos de las mujeres en la historia”, agrega la escritora.

Incluso, ella explica que las expresiones literarias a las que se aventuran las mujeres muchas veces terminan siendo menospreciadas por los líderes de esta industria. “Es visto como literatura de segunda, como literatura marginal”, acota.

“Lo que tenemos que hacer es que haya más mujeres en la literatura para que esta refleje la realidad, revisar la tradición y abrir los ojos al mundo para mostrar que las opiniones deben ser divididas”, dice.

Ella considera que el feminismo a permitido dilucidar muchas de las problemáticas de la sociedad. | Fuente: GRUPO RPP S.A.C. | Fotógrafo: MARCOS REATEGUI

FEMINISMO Y MARIO VARGAS LLOSA

Su defensa por la igualdad de género la ha sumergido en constantes debates y críticas, pese a ello ella sigue en la lucha por defender la voz de las mujeres ya que esto le permite a la sociedad descubrir nuevas posibilidades.

“El feminismo tiene una larga historia de poner nombre a las cosas, como brecha salarial, trabajo doméstico, acoso sexual y muchos otros”, nos cuenta. “Esto se tiene que concebir como una realidad social, para tener un retrato de la sociedad se necesita representar desde todos los ojos”, continúa.

Sin embargo, esta tarea le ha puesto, en más de una ocasión, en el ojo. Aunque ella considera que los resultados de estos fueron siempre positivos.

Tal fue el caso de su debate, indirecto, con Mario Vargas Llosa. “Me sentí honrada de tener una respuesta de Vargas Llosa, y a la vez me sorprendieron sus palabras apocalípticas porque nosotras no prohibimos ni censuramos nada”, explicó.

“Él tiene una posición que es compartida por muchos escritores varones, miembros de la Real Academia, que para mí representan la vieja guardia: son conservadores y no quieren perder la autoridad que tienen, el privilegio de ser escuchados y no ser cuestionados”, sentencia Freixas.

Sobre este cruce de publicaciones, ella considera que lo importante no eran las personalidades, sino el mensaje. “No creo que haya una necesidad de conocerlo y conversar porque no se trata de la personalidad, se trata del tema y, de alguna forma, él permitió que se debata el tema” finalizó.

DATO:

Laura Freixas estará en las dos últimas ediciones de la Feria Internacional del Libro Lima 2018. Este sábado 4 desde las 5 de la tarde (sala Ciro Alegría) en el conversatorio “Lazos literarios: Perú y España”, además de “La filosofía del cuerpo”, este domingo 5 desde las 6 de la tarde en la sala Clorinda Matto.

¿Qué opinas?