A punto de soplar las velas por el 50 cumpleaños de Mafalda, Joaquín Salvador Lavado, "Quino", creador de la popular tira de prensa, pidió como deseos que Argentina y el mundo "salgan adelante" y "vivamos todos en paz".

"El mundo según Mafalda" refleja a través de viñetas la visión de esa niña curiosa y rebelde sobre los problemas que acechan a nuestro planeta, al que a veces considera enfermo, otras sucio, triste y al que incluso trata de embellecer aplicándole las cremas de su madre.

Aunque las guerras del siglo XXI son otras que las que inquietaban a la pequeña Mafalda décadas atrás, Quino lamentó que sigan existiendo y consideró que es una de las mayores paradojas a las que se enfrentan los niños.

"¿Por qué me dicen que hay que ser bueno y no pelearme con nadie, si los adultos no paran de hacer exactamente eso?", se cuestionó el genial ilustrador argentino durante una rueda de prensa en la Usina del Arte, sede de la exposición que abrió sus puertas al público el pasado lunes.

Como ocurre con Mafalda en las viñetas, la preocupación por la guerra reapareció varias veces durante el discurso de Quino.

Hijo de inmigrantes malagueños, confesó que su inquietud fue muy temprana, porque en su casa "se vivió muy dramáticamente" la guerra civil española, que estalló cuando él tenía tan solo cuatro años, y siguió con asiduidad las noticias cuando después comenzó la segunda guerra mundial.

Por eso, deseó que no se produzca una tercera y que la humanidad tome conciencia también de otras actitudes que hacen que el "planeta funcione mal", como la deforestación del Amazonas, el pulmón mundial.

Al ser preguntado si es más dura la infancia en el siglo XXI o cuando le tocó a él, el padre de Mafalda subrayó que "ser niño es muy difícil en cualquier época", aunque aseguró que es la primera vez que ve una situación como la que atraviesan los menores mexicanos, "que cruzan solos la frontera entre Estados Unidos y México, son devueltos a México y están ahí como parias".

"Los chicos no entienden la falta de igualdad y nosotros tampoco deberíamos entenderla", expresó el ministro de Cultura del Gobierno de Buenos Aires, Hernán Lombardi, quien acompañó al dibujante en la presentación ante los medios y le entregó una placa conmemorativa por el quincuagésimo aniversario de la pequeña Mafalda, que vio la luz por primera vez el 29 de septiembre de 1964 en la revista Primera Plana.

Cuando la inventó, Quino no imaginó que se convertiría en la niña latinoamericana más famosa y que medio siglo después recibiría numerosas distinciones, entre las que figura el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

En una entrevista con Efe la semana pasada, con motivo de la inauguración de la exposición por los 75 años de la agencia en Buenos Aires, Quino confirmó que viajará a Oviedo el próximo octubre para recoger el galardón y dijo con humor que espera comer una tortilla de patatas hecha por el rey Felipe VI.

EFE