Mario Vargas Llosa, que en las próximas horas pronunciará en Estocolmo su discurso de recepción del Premio Nobel de Literatura, sufrió hoy una pequeña caída, pero ya se encuentra "bien", aseguró a Efe su esposa.

La esposa del escritor peruano, Patricia, en conversación con Efe, explicó que "ahora ya está bien y pronunciará su discurso", tras la caída sufrida después de que un fotógrafo le solicitara que hiciese una pirueta para tomar una instántánea.

La ciudad de Estocolmo, completamente nevada y helada, marca hoy en los termómetros unas temperaturas de cinco grados bajo cero, que contrastan con el calor que recibirá el autor de "Conversación en La Catedral" del más de un centenar de amigos que le acompañarán cuando a las 17.30, hora local, pronuncie su alocución.

El discurso, titulado "Elogio de la lectura y la ficción", es el principal acontecimiento que protagonizará Mario Vargas LLosa durante la "Semana Nobel" junto a la ceremonia de entrega del galardón, que el viernes próximo presidirá Carlos Gustavo de Suecia.

Al parecer, tras el pequeño contratiempo, el escritor fue atendido por un especialista, explicó su mujer, que añadió que, tras suministrarle un medicamento, el premio nobel "está mejor", como lo está también su garganta, que le causaba pequeñas molestias y que no le impedirá alzar la voz en la gran sala de la Academia sueca.

EFE