"Chica durmiendo", de Roy Lichtenstein, uno de los iconos más reconocibles del Pop art, en el que el estadounidense recrea su característica estética de cómic, se vendió hoy en Nueva York por 44,8 millones de dólares en una subasta de arte contemporáneo celebrada por la casa Sotheby"s.

"Chica durmiendo", calificada por el director de la venta, Simon Shaw, como "la obra más deseada" de Lichtenstein por haber permanecido en manos privadas desde que se pintó, en 1964, muestra a una joven rubia a la que el experto definió como un "icono de la belleza".

Por otros 44,8 millones de dólares se vendió minutos más tarde "Figura escribiendo reflejada en el espejo", de Francis Bacon (1909-1992), obra en la que comparecen algunos de los temas más recurrentes del polémico artista, que, según Sotheby"s, "trata de sincronizar la esencia de su vida y el arte".

Gerhard Richter (1932) fue otro los artistas más cotizados durante la subasta, gracias a su obra "Abstraktes Bild 768-2", de 1922, que se vendió por 16,8 millones de dólares, tras haber permanecido en manos privadas desde 1995.

Este cuadro constituye un logrado ejemplo de la abstracción del artista alemán y de su "audaz técnica, en la que reproduce un campo envolvente de colores primarios", según la casa de subastas.

De Andy Warhol (1928-1987), se vendió por 10,7 millones de dólares "Flores de diez pies", una serigrafía de gran formato, que data de 1967, en la que este exponente del Pop Art refinó totalmente un motivo floral que reprodujo en numerosas ocasiones y diversas gamas cromáticas.

El autorretrato de Jean-Michel Basquiat (1960-1988) "Ring", que representa al artista estadounidense como si se tratara de un guerrero primitivo aprestado para la lucha en un cuadrilátero, esgrimiendo una flecha, se vendió por 7,6 millones de dólares.

El cuadro supone "una rara mirada a la mente de uno de los pintores más aclamados y atormentados del siglo XX", según los expertos de Sotheby"s.
 
EFE