El tenor español Plácido Domingo, esta vez barítono en pos de su "Simon Boccanegra", ha deslumbrado al público dentro y fuera del Teatro Real de Madrid donde arrancó la ovación récord del coliseo madrileño con 25 minutos de aplausos.  

Con el palco del Real ocupado por la Reina Doña Sofía y con la ausencia sobre el escenario de Angela Gheorghiu, que fue sustituida a última hora por la albanesa Inva Mula, Domingo remató su representación subiendo al balcón a saludar a su público.  

Aproximadamente 6 mil espectadores, según fuentes del coliseo madrileño, siguieron la ópera de Verdi a través de una pantalla de nueve por cinco metros.  

"Simon Boccanegra", con su éxito atronador, pone un broche de oro a la temporada del Real tras pasar por Berlín, Nueva York o Milán, además esta representación supone el adiós de Jesús López Cobos al frente del Teatro, antes de dar el relevo a Gerard Mortier.

EFE