Plácido Domingo hace vibrar Mantua con Rigole

El tenor español Plácido Domingo hizo vibrar las calles de la ciudad italiana de Mantua y los hogares de 148 países con el primer acto de una espectacular versión de "Rigoletto".
Foto: RPP.com.pe
El tenor español Plácido Domingo hizo vibrar las calles de la ciudad italiana de Mantua y los hogares de 148 países con el primer acto de una espectacular versión de "Rigoletto", de Giuseppe Verdi, que puso la delicadeza de la ópera al servicio de la tecnología más avanzada.

Después de entregarse al papel protagonista de "Simon Boccanegra" el cantante volvió al registro de barítono para interpretar al bufón jorobado de la corte del Ducado de Mantua, lugar que Verdi eligió para el primer acto del libreto de su obra, el Palazzo Te de Mantua.

Domingo recorrió las espectaculares salas y los jardines de esta villa construida entre 1525 y 1535, destinada en su día a las fiestas que celebraba el duque de Mantua, para protagonizar este "Rigoletto" concebido como una ópera televisiva de representación única.

Entre lo teatral y lo cinematográfico, la obra de Giuseppe Verdi entró en miles de casas de todo el mundo con esta producción iniciativa de la cadena pública italiana Rai, que en 1992 ya llevó a escena "Tosca" con las calles de Roma como telón de fondo y también con Domingo como protagonista.

Unas cincuenta cámaras de alta definición conectadas y ubicadas en las distintas salas del Palazzo, una cuidada iluminación, un reparto de lujo y las notas ofrecidas por la Orquesta Sinfónica Nacional Rai, dirigida por Rubin Mehta, recrearon al detalle el drama que Verdi escribió inspirándose en "Le Roi s"amuse", de Victor Hugo.

La emisión del primer acto se realizó con éxito con la ayuda de una red de monitores y altavoces y un sistema de fibras ópticas que aseguraron una conexión bidireccional entre los cantantes y la orquesta, que tocó desde la sede del teatro Bibiena.

En este primer acto la imponente voz de Domingo contrastó con la dulzura de la soprano rusa Julia Novikova, en la piel de Gilda, la hija de Rigoletto, que dio la réplica al español en el segundo cuadro del acto, una emotiva escena de amor paternofilial en la que brillaron ambos intérpretes.

La intensidad de la representación, dirigida por el cineasta italiano Marco Bellocchio, se completó con las interpretaciones de Ruggero Raimondi en el papel de Sparafucile, el joven tenor Vittorio Grigolo como duque de Mantua y Gianfranco Montresor como conde Monterone.

El espectáculo estuvo introducido por un mensaje del presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, quien definió "Rigoletto" como "una de las grandes obras maestras representativas de la tradición de la ópera lírica italiana".

"En las aventuras que Verdi pone en escena, en sus melodías y en las confrontaciones de los personajes de sus obras se reflejan ese amor por la libertad y esa reivindicación de dignidad e independencia para la propia nación que fueron universalmente difundidos en el siglo XIX", afirmó Napolitano.

Al término de la emisión, el director de la Rai, Paolo Garimberti, dijo que el espectáculo fue "un enorme éxito para el servicio público" y destacó las actuaciones del tenor español y de Vittorio Grigolo.

"Esto es cine en directo de alto nivel cultural, me ha gustado mucho Domingo pero también el duque de Mantua, que tenía una gran intensidad expresiva. La dirección y la fotografía han sido grandiosas, veré las reacciones, pero tengo confianza", puntualizó.

La pequeña pantalla seguirá siendo mañana un altavoz mundial de la obra maestra de Verdi, que se completará con el segundo y el tercer acto en el Palazzo Ducale y en la Roca di Sparafucile, a las 14:00 y a las 23:30 hora local.

EFE