Tejedora cusqueña | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Renzo Álvarez

A dos horas y media en auto desde la ciudad del Cusco, se encuentra la pequeña comunidad de Chari en Checacupe, uno de los ocho distritos de la provincia de Canchis.

El lugar, rodeado de privilegiados paisajes naturales que sobrepasan los 3000 MSNM, todavía guarda entre sus 150 habitantes un valioso tesoro cultural: el tejido andino ancestral.

Maribel Cahuascanco Quispe, una de las 10 tejedoras de la comunidad, manifiesta que a sus 31 años, está dispuesta a seguir manteniendo vivo este arte textil milenario que heredó de sus abuelos.

Ella es consciente, sin embargo, de que su objetivo se hubiera visto nublado sin el apoyo del Centro Bartolomé de las Casas y de 'Prosperar', un programa de desarrollo sostenible que auspicia la empresa privada.

"Como algunos no entendíamos castellano, no podíamos contactarnos o ir a la ciudad a buscar una tienda para poder vender nuestros productos, felizmente con el apoyo y las capacitaciones ya podemos promocionar nuestro trabajo", comentó Maribel a RPP Noticias.

Además de Chari, otras tres comunidades de Lares (Ccachin, Choquekanchay y Coyan) trabajaron en la creación de una pieza única hecha a mano: el primer panel telar.

Fueron en total 57 tejedoras las que trabajaron incansablemente en este imponente panel de hilos de colores con fibras y tinturas naturales.

Como muestra de la sabiduría ancestral, las tejedoras diseñaron una iconografía única para esta ocasión especial, simbolizando un nuevo amanecer para el tejido andino.

"Ahora, con nuestro propio trabajo podemos llevar algo a nuestras familias, ya no dependemos tanto de nuestros esposos. Espero que se nos abran más puertas para seguir trabajando", sostuvo Maribel Cahuascanco quien junto a las demás tejedoras confeccionan desde manteles, ponchos, chullos, chompas y hasta porta celulares.

"Estamos manos abiertas para poder enseñar, atender pedidos o trabajar para empresas que estén interesadas en nuestro arte textil", añadió.

Primer panel telar en el mundo hecho a mano | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Renzo Álvarez

Sobre el panel telar:

- Se utilizaron 180 telares tejidos a mano para el armando del panel que mide más de 16 metros de ancho por 7 de alto.

- A las tejedoras les tomó 3 meses en elaborar todo el panel telar.

- Esta pieza única está ubicada en el Centro de Artesanos del Cusco en la avenida Tullumayo.

- El panel telar estaría valorizado en 63 mil soles.