Modelos y celebrities fueros las protagonistas de diversos momentos icónicos en la industria de la moda.
Modelos y celebrities fueros las protagonistas de diversos momentos icónicos en la industria de la moda. | Fuente: AFP

Si describimos en una palabra lo que se vivió en la industria de la moda este 2022 sería reinvención. Se reinventaron tendencias que creímos dejar atrás, piezas icónicas para dar paso a otras nuevas que todos quieren tener en el guardarropa, y claro, diversos íconos de la moda en una época que grita nuevas reglas de juego.

Para no olvidar. Un hito importante en la industria de la moda este año fue, en definitiva, el desfile de la firma Coperni en la Semana de la Moda de París. La modelo Bella Hadid apareció semidesnuda sobre la pasarela y los modistos comenzaron a rociar aerosoles sobre su cuerpo. La magia apareció segundos después, pues el aerosol se convirtió en una tela y con ello un vestido ajustado a su silueta que, rápidamente, terminó por secar y deslumbrar.

Sobre este suceso, la diseñadora peruana Paloma Zimmermann afirma: “Es un hito y marca algo de lo que se va a conversar a lo largo de los años: el cambio y la representación. Además, opacó a las otras marcas”.

Otro hecho que no quedará olvidado fue aquel que se vivió durante la MET Gala 2022, cuando la socialité Kim Kardashian apareció sobre la alfombra roja luciendo el icónico vestido dorado de Marilyn Monroe. El mismo vestido que usó la actriz para entonar ‘Feliz Cumpleaños’ al expresidente John F. Kennedy en 1962. Sobre este hecho, lo que más llamó la atención es la estricta dieta que tuvo que hacer Kim Kardashian para ajustar su cuerpo al vestido. Tras este controversial momento, se comenta mucho cuál es la tendencia que cobrará fuerza en el 2023: regresan los cuerpos extremadamente delgados (y no es algo que se quiera de moda).

 

Estos sucesos no fueron los únicos de los que se habló a lo largo del año. También se impusieron nuevas tendencias alrededor del mundo que se vieron en tiempo real gracias a los aparatos móviles. Por ejemplo, las minifaldas sastre de Miu Miu; los bolsos baguettes de Prada; el ‘barbiecore’ de Valentino, esas prendas rosadas que pusieron de moda las muñecas Barbie; y el regreso del famoso Y2K, moda que hace alusión a los años 2000, en los que predominan los tops que dejan al descubierto el ombligo o los pantalones ajustados a la cadera.

TENDENCIAS DEL MAÑANA

Como ya se mencionó, las minifaldas serán un ‘must’ durante el verano 2023 y en sus múltiples formas: rectas, plisadas, de colores, en diversas texturas y más. Pero no solo eso, la moda Y2K, aquella que revive la nostalgia por las prendas de los 2000, seguirá predominando. “Va a perdurar como un hito cultural que podría convertirse en una macrotendencia porque las marcas están tratando de capturar a la generación Z”, asegura Zimmermann.

Por su parte, el diseñador peruano Edward Venero, explica que la moda 2000 va a seguir presente, ya que se muestra mucho a través de TikToks o reels. “[La moda Y2K] está modificando muchas cosas. Vamos a tener los pantalones a la cadera, lo cual exige que el cuerpo cambie. Todo cambia. No se puede ser ajeno a ello. Esto viene de la mano de fenómenos culturales muy complejos como los megaconciertos que se han tenido en Lima: la gente hacía historias de cómo iba vestido. Cuando yo iba a un concierto, lo último que pensaba era en qué tendría puesto. Hay un fenómeno mucho más grande de manera global”, sostiene.

Esta tendencia se complementa con otras que se apreciaron en las últimas pasarelas de las semanas de la moda: los brillos, las lentejuelas, las prendas sastre, los trajes a dos piezas, la explosión de color, los volados y los estampados. Será un año para arriesgarse por lo nuevo o apostar por la nostalgia de lo conocido.

MODA PERUANA RUMBO A LA SOSTENIBILIDAD

Se debe reconocer que los públicos están cambiando. En palabras de Venero: “Hoy en día un consumidor exige que las marcas estén comprometidas”. ¿Qué quiere decir? Las nuevas generaciones se preocupan más por qué prendas visten, quiénes las producen, en qué condiciones se fabrican y qué mensaje transmiten más allá de lo que la marca proyecta en redes sociales.

Un ejemplo claro es el trabajo de la diseñadora Annaïss Yucra, quien este año fue premiada en los Latin American Fashion Summit por su impacto positivo en la industria de la moda. Yucra se encarga de visibilizar el taller en el que produce sus colecciones y quiénes son los artistas detrás de sus coloridas prendas a crochet.

Otros acontecimientos para destacar dentro de la industria peruana este año fueron la creación de ‘Pop Up Store’, tiendas fugaces -de 3 días de duración- que juntan a diversas marcas locales, cuyas piezas no son producidas en masa. Allí se da la oportunidad a las marcas pequeñas de llegar a públicos más responsables con el vestir. Destacamos a la marca Sastre, que produce camisas, trajes y pantalones a medida; la firma Genes Brand, de piezas tejidas con fibras naturales; y D.N.I, la marca que reinterpreta la cultura peruana en prendas originales dignas de colección.

Edward Venero también destaca el trabajo en equipo de los diseñadores consagrados que conforman el Boutique Moda Perú, cuya labor es crear pasarelas dos veces al año para mostrar las nuevas colecciones de los modistos en alianza con diversas marcas de materia prima para dejar en alto el talento peruano. “Mantener las dos ediciones este año fue un gran esfuerzo”, enfatiza el creativo.

Por último, el diseñador también acepta que el consumidor se aproxima al diseño peruano gracias a las tiendas retail que trabajan de la mano con diseñadores para ofrecer mejores diseños y calidad. “Hay que reconocer la apuesta del retail por el diseño local. Así como Falabella apuesta por mí y otros diseñadores, Ripley ha hecho lo mismo con Andrea Llosa o Yahel Waisman. Oeschle también lo ha hecho con una colección de Jessica Butrich. Vemos que hay una confianza en el valor del diseño local, cosa que antes era bien difícil”, indica.

Hay oferta local para conocer y apostar por ella. La sostenibilidad no debería ser una moda, sino un estilo de vida. Estamos invitados a conocer más.

NUESTROS PODCASTS

Entendí esa referencia

EER 4x07 HOUSE OF THE DRAGON: no esperábamos nada, pero nos está dando todo

La precuela de Juego de Tronos ha hecho que vuelva el romance de esperar cada domingo en la noche. Laura Amasifuén, Diego Pajares Herrada y David Honores comentan los 9 episodios de esta primera temporada como una suerte de previa del final de temporada de este domingo. Tú pasa y escucha, no más.