Trece años después, Gisela Ponce de León vuelve a encarnar a Rachel Corrie. | Fuente: La Plaza

A la misma hora que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ponía en suspenso una posible guerra con Irán al asegurar que su país estaba listo para "abrazar la paz", en el teatro La Plaza, Gisela Ponce de León y Nishme Súmar presentaban la reposición de "Mi nombre es Rachel Corrie". Unipersonal, basado en documentos y cartas, sobre una joven activista norteamericana que falleció, a los 23 años, cuando protestaba contra la destrucción de viviendas en el territorio palestino.

Eso sucedió en el 2003. Casi 20 años después, las diferentes tensiones en Medio Oriente continúan, los conflictos parecen de nunca acabar y son los jóvenes los que más alzan sus voces en contra (tanto por este como por otros problemas a nivel mundial). Para la directora, es importante que la obra ─a estrenarse el 12 de enero─ coincida con este llamado a gritos de los jóvenes para que despertemos a lo que está pasando en el mundo, informarnos y tomar acción. Aunque parezca lejano y ajeno. 

"Justo volvemos con Rachel [la dupla ya la presentó en el 2007], una activista pro palestina, en un momento en que los jóvenes se están levantando. Adolescentes, entre 14 y 18 años, son los que encabezan las grandes luchas y protestan en la calle. Estas figuras han aparecido, en la última década, y nos han inspirado más porque ya sentíamos admiración por Rachel. Es importante reivindicar hoy esas figuras", sostiene Nishme Súmar.

Con "Mi nombre es Rachel Corrie", la actriz considera que el espectador se enfrenta a temas primordiales como la búsqueda de la paz. | Fuente: La Plaza

Para Gisela Ponce de León, reponer "Mi nombre es Rachel Corrie" la invade de emoción y nostalgia, pues la lleva a recordar sus inicios como actriz. Si bien, nunca se ha animado a ser activista, sí apoya causas como el feminismo y la no violencia. Y, como artista, "tengo la oportunidad de abrir espacios de conversación. En este momento, en eso me parezco a Rachel; pero claro me faltan su vehemencia, empuje y ovarios porque hay que ser valiente para ayudar a gente que no conoces".

Gisela, quien tiene un par de películas en proyecto, ha vuelto a interesarse por el conflicto palestino - israelí a partir del montaje. Algo que le preocupa, al igual que una posible Tercera Guerra Mundial dados los recientes ataques entre EE.UU. e Irán. Con este montaje, ella cree que el espectador podrá confrontarse con "temas primordiales para nuestra existencia, como la búsqueda de la paz para volver a identificarnos como seres humanos". Una paz que, en estos momentos, pareciera difícil conseguir.

MÁS INFORMACIÓN

Estreno: Domingo 12 de enero.
Funciones: De jueves a martes, a las 8 p.m. Domingos a las 7 p.m.
Lugar: Teatro La Plaza de Larcomar, Miraflores.
Entradas: A la venta en www.laplaza.com.pe y en la boletería del teatro.

"Mi nombre es Rachel Corrie" va hasta febrero en La Plaza. | Fuente: La Plaza
¿Qué opinas?