Economía
El ajuste de las calificaciones crediticias del Perú con perspectiva negativa se dan ante la inestabilidad política. | Fuente: Andina

Esta semana dos calificadoras de riesgo, Standard & Poor's Global Ratings y Fitch Ratings, anunciaron una rebaja en las calificaciones crediticias del Perú.

Solo en el caso de Fitch Ratings se redujo "Calificación de Incumplimiento de Emisor en Moneda Extranjera (IDR) a largo Plazo" de BBB+ a BBB. Pero, ¿qué implica esto en la economía peruana?

¿Qué significa la rebaja de la calificación?

El analista senior de macroeconomía y estrategia de Seminario SAB, Luis Alegría, precisó a RPP Noticias que significa esta reducción en el grado de inversión del país.

"Las escalas de calificación de riesgo son como la nota que uno saca en un curso. Fitch y S&P tenían al Perú en BBB+, es como si te dijera que pasaban el curso con 14, pero bajar de BBB+ a BBB es como perder un punto en la nota y estar más cerca del umbral en el que te jalan y repruebas. Seguimos siendo un país solido en términos fiscales y macroeconómicos, por eso tenemos grado de inversión, pero las perspectivas a futuro se están deteriorando", explicó economista

Esta reducción de expectativas en ambas agencias se da ante diversos factores, entre ellos se encuentra principalmente la volatilidad política.

"Las dos agencias mencionan el tema político y hacen bastante énfasis en eso. Lo que está diciendo hoy Standard & Poors es que el tema político está fraccionado, hay tensiones entre el Gobierno y el Congreso, es difícil pensar en que se puede mantener la gobernabilidad en este contexto, entonces todo esto afecta la confianza empresarial", precisó.

Además de esto, otros factores están relacionados a los niveles de deuda del país, que han subido considerablemente .

"En el 2013 cuando Perú subió a la calificación BBB+ teníamos un stock de deuda pública de apenas 19.2% del PBI, ahorita nuestra deuda pública está en 33.7% del PBI. Desde el fin del super ciclo de las materias primas en el mundo, la economía peruana se desaceleró y el Gobierno pasó a tener déficit, a gastar más de lo que ingresa", agregó.

Para el economista, otro problema que está generando esta rebaja en la calificación es que el Gobierno ha ido incumpliendo con las reglas fiscales de déficit y limites de deuda, con lo cual se afecta la credibilidad del Estado.

Impacto en los bolsillos de los peruanos

Alegría señala que al verse afectada la confianza de los agentes para invertir, se ve afectado el crecimiento del país en el mediano plazo.

"Si en el futuro la economía no crece tan rápido, entonces la cantidad de recursos sobre las cuales el Gobierno cobra impuestos no va a crecer tampoco y ahí es donde aparecen los riesgos fiscales", sostiene.

Teniendo en cuenta que los indicadores de confianza empresarial se ven afectados, también habrá un impacto en la generación de empleos.

"Si hay menos confianza empresarial, las empresas deciden parar sus decisiones de inversión y expansión (...) ¿Qué significa que no abra una nueva fabrica o no expanda mis operaciones a otra región? que no voy a contratar tanta gente como lo hubiera hecho si las cosas estuvieran normales, y justamente la generación de empleo determina los ingresos y la capacidad de compra de las personas", afirmó.

Una variable económica que también se ve afectada con este ajuste son las tasas de interés que se cobran en el Perú.

"Al Gobierno tomar deuda y pagar su deuda le es más caro, se endeuda a tasas más altas, entonces si tu vives en un país o eres una empresa que opera en una país que se percibe como más riesgoso, a ti también te perciben como más riesgoso y las tasas de interés también se elevan para las personas", sostiene.

Según indica el economista, estos efectos negativos en las tasas de interés ya se han estado viendo en las entidades desde hace unos meses atrás.

Otro efecto, pero de menor impacto, que ha generado el ajuste de las calificaciones crediticias ha sido una ligera alza del dólar, frenando la caída que había registrado el tipo de cambio en los últimos días.