Alza de precios
Producción de alimentos como el arroz, la papa, maíz amarillo duro, legumbres y hortalizas retrocedería un 30% ante la falta de urea. | Fuente: Andina

A pocas semanas de iniciar la campaña agrícola 2022-2023 los productores agrarios se enfrentan a una falta de fertilizantes que ya viene impactando en los mercados del país.

Pese a la promesa del gobierno de traer urea para asegurar la campaña, los agricultores advierten que los retrasos en el proceso podría implicar que se reduzca el cultivo de varios productos.

El director general de Estadística, Seguimiento y Políticas del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), César Santisteban, señaló que, aunque ha disminuido la intención de siembra, no habrá escasez de alimentos.

"En el promedio de las cinco últimas campañas es 417,044 hectáreas y en esta campaña se van a sembrar 408 mil, va a disminuir en 2.1% la superficie de arroz de acuerdo a la intención. 2.1% no va a generar que no haya arroz en el país, podría generar un pequeño incremento en el alza de precios”, (...) la papa va a disminuir en 2.9%, la superficie promedio sembrada es de 341 mil hectáreas, se van a sembrar 331,165, hay una disminución de 9.8%", dijo recientemente.

Pero, ¿qué dicen los agricultores de esta posible reducción en la producción de alimentos?

En el caso de la papa, la Asociación de Productores de Papa de Junín indica que antes a los agricultores les costaba entre 12 mil y 15 mil soles producir una hectárea, pero ahora les cuestan unos 18 mil soles.

Freddy García, el representante de los productores de papa nativa, indica que ante el aumento de los costos de producción un gran número de agricultores han decidido dejar este cultivo, lo que va a generar un menor abastecimiento del producto y un incremento de precios.

"Estamos en una campaña grande y ya está subiendo la papa. Hablamos de septiembre, octubre, de ahí para adelante se va a sentir (la menor producción), va a ser un poco más cara la papa, 50 céntimos más o 1 sol más, dependiendo del mercado", comentó a RPP.

Solo el precio de producción del arroz cáscara, que aún no ha sido procesado para su venta al público, subió hasta un 40%, pasando de 95 céntimos a 1 sol con 30 céntimos, según la Asociación Peruana de Productores de Arroz (Apear).

El representante del gremio, Edwin Edquen, también indica que ahora los productores de la costa están cambiando sus cultivos por otros que usen menos fertilizantes.

"Al haber escasez de arroz se supone que va a subir el arroz, entonces la proyección es que suba s/ 1.50 el arroz en cáscara, un 50% (..) en un saco de arroz superior de 50 kilos acá se vendía entre 95 a 105 soles, hoy se vende eso a 125 o 130 soles. El arroz extra se vendía a 110 o 112, hoy está llegando a 186 soles", sostuvo.

Edquen señala que el arroz pilado, que es el procesado y listo para el consumo, antes se vendía a 2 soles 50 el kilo, pero ahora podría llegar a costar 4 soles.

Para Conveagro, otros productos que podrían ver afectada su producción en la próxima campaña agrícola son el maíz amarillo duro, legumbres y hortalizas. 

Con esta alza de precios de los alimentos básicos, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) advierte que al menos 15.5 millones de los casi 33 millones de peruanos pueden verse impactados por la inseguridad alimentaria.

Recientemente la ex titular del Midis y asesora de la FAO, Carolina Trivelli, comentó que esta crisis de alimentos podría continuar en los próximos meses.

"Esta crisis ya tiene muchos meses y todavía seguro le quedan muchos meses más, mientras los ingresos de las familias no se recuperen y los precios sigan subiendo la crisis alimentaria se va a mantener (...) es realmente una de las crisis alimentarias más serias que hemos visto en los últimos 20 años", indicó.

Los más afectados con esta crisis son los hogares más pobres, quienes no pueden gastar ni los 201 soles que cuesta una canasta mínima de alimentos según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Esto ya es parte de la realidad de miles de peruanos. Una reciente encuesta del Instituto de Estudios Peruanos indica que en los últimos tres meses un 37% de personas confirmó que al menos uno de los miembros de su hogar dejo de comer en un día.