Fertilizantes
La invasión de Rusia a Ucrania disparó los precios del gas natural, un ingrediente básico de los fertilizantes que se usan para la producción de alimentos. | Fuente: AFP

El alto precio de los fertilizantes afectará la producción agrícola en Latinoamérica, impactando en su calidad alimenticia, advierte la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Durante los últimos meses la invasión de Rusia a Ucrania ha disparado los precios del gas natural, un ingrediente básico de los fertilizantes, cuyo precio ya había comenzado a subir el año pasado.

El producto se ve fuertemente impactado debido a que Rusia, que ahora enfrenta sanciones comerciales, es uno de los principales exportadores de fertilizantes.

Ante esta situación de alza de precios de los insumos, América Latina está bastante expuesta debido a su dependencia de las importaciones.

Esto generará que los alimentos resulten más caros y menos abundantes pues los agricultores producirán menos.

“La baja asequibilidad y la respuesta de altos precios a la demanda en países de bajos recursos resultará en niveles de uso (de fertilizantes) más bajos y en menor producción de alimentos y eso pondrá en riesgo nuestra producción para el año que viene”, comentó Máximo Torero, economista jefe de la FAO.

Torero agregó que actualmente el precio de los productos alimenticios está en su nivel más alto desde que la FAO comenzó a llevar esa estadística en 1990.

Estos altos precios de alimentos y fertilizantes son más complicados de pagar en medio de las complicaciones que enfrenta Latinoamérica, con problemas de deuda y de devaluación en los tipos de cambio.

Para este año, la FAO proyecta que el uso global de fertilizantes caiga un 3% y el que viene, tras haber aumentado un 6.3% en el 2021.