Pedro Francke
Pedro Francke, ministro de Economía y Finanzas, expuso el proyecto de presupuesto 2022. | Fuente: Andina

El ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, se pronunció tras conocerse la rebaja de la calificación crediticia por parte de la agencia Moody's.

La calificación pasó de A3 a Baa1 ante el aumento del riesgo político, sin embargo el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) señaló que el país mantiene solidez.

"Hemos recibido la noticia ayer, de la agencia Moody's que nos ha rebajado un poco la calificación. Nosotros todavía estamos bien solidos en el lado de países con grado de inversión, este es el tema esencial para poder obtener financiamiento fácil, no es que estamos cerca a perder el grado de inversión, para nada. La política fiscal, como pueden ver, es lo más solido que tenemos junto a nuestras reservas internacionales netas", aseguró durante su exposición del proyecto de presupuesto 2022.

Francke señaló la política económica que está trabajando el MEF apunta a mantener esa solidez, pero reconoció que este cambio en la calificación del Perú no es una buena noticia.

Pese a esto, el ministro de Economía resaltó que nos mantiene con perspectiva estable.

"Ya hace cuatro meses Moody's había anunciado que tenía perspectiva a la baja, ya iba anunciando a donde ibamos. Ahora nos ha puesto en perspectiva estable, pensamos que podemos mantener el nivel que tenemos y ojalá en poco tiempo poder pasar a recuperarnos", comentó.

Asimismo, indicó que esta reducción en la calificación crediticia implica dos cosas: el pago de intereses y el riesgo país.

"Por un lado hay un poco más de peso del pago de la deuda, nos hemos endeudado y por tanto hay pago de intereses, esto nos ajusta el espacio fiscal, nos corta la posibilidad de gastar en otras cosas", señala.

Respecto al riesgo país, que significa cuanto está dispuesto a pagar un inversionista internacional por hacer negocios en el Perú, Francke sostuvo que el nivel de mantiene por debajo de otros países de la región.

"El Perú mantiene un nivel de riesgo país bastante bajo respecto al conjunto de países emergentes y de América Latina", precisó.

Según el ministro, la mayoría de países de América Latina han sufrido una reducción en sus calificaciones crediticias.