Economía
Los peruanos reducirán sus gastos especialmente en entretenimiento, prendas de vestir, calzado y transporte. | Fuente: Andina

La incertidumbre electoral reducirá el consumo de los peruanos en los próximos meses, según proyecta el docente de la carrera de Administración y Marketing de la Universidad ESAN, Daniel Valera.

El panorama político, en el que el candidato Pedro Castillo tiene el 50.20% de votos y Keiko Fujimori el 49.79%, ha generado tensión en los mercados y en los ciudadanos.

Algunos ciudadanos podrían considerar que el escenario, que implicaría un cambio de modelo económico, será desfavorable para sus finanzas por lo que evitarán gastos no esenciales.

Según Valera, el gasto de los consumidores se reducirá especialmente en entretenimiento, prendas de vestir, calzado y transporte.

“Ante la incertidumbre, las personas empiezan a salir menos y al salir menos implica que reduzcan su presupuesto. En cuanto a vestir y calzado, ahora estamos en cambio de temporada, y es probable que las personas también reduzcan sus compras, que ya no exista ese deseo de salir por esa incertidumbre que tenemos”, comentó al diario Gestión.

Los peruanos concentrarán su presupuesto en gastos de alimentos, servicios básicos como agua y luz, pero se racionalizarán.

Aún cuando se anuncie oficialmente quien será el próximo presidente, se estima que la incertidumbre no reducirá sino hasta que se presente al nuevo gabinete que acompañará al nuevo mandatario, especialmente quien asumirá el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

“Cuando el presidente coloca un ministro de economía específicamente y si tiene determinada experiencia, la gente como que empieza a tranquilizarse, la incertidumbre se reduce un poco, diría un 20%. Igual, yo creo que no es suficiente para arriesgar o invertir y un tanto es un alivio para los pequeños y medianos empresarios, pues muchos viven del día a día”, explicó.

Otro cargo clave importante ante la actual coyuntura es el de titular del Ministerio de Salud (Minsa), pues el país aún se encuentra en la segunda ola de la COVID-19 y en pleno proceso de vacunación.