RIQUEZA
Según los cálculos de los economistas de Credit Suisse, la riqueza aumentará un 39 % en los próximos cinco años y alcanzará los 583 billones de dólares en 2025. | Fuente: EFE

La riqueza acumulada en el mundo aumentó un 7.4% en el 2020, pese a la crisis generada por la pandemia de la COVID-19, según revela el informe anual del banco Credit Suisse.

Este incremento en la riqueza global, que solo en adultos creció un promedio de US$ 79,952, se habría dado ante las medidas rápidas tomadas por los gobiernos y bancos centrales

“La rapidez y la naturaleza sin precedentes de las políticas que se tomaron revirtieron el declive de los mercados, que observaron el futuro de forma positiva”, dijo Nannette Hechler, responsable de inversiones en el área de gestión internacional de fortunas del Credit Suisse.

Pese a que al inicio de la pandemia los mercados sufrieron un impacto severo y se redujo la riqueza de los hogares en US$ 17,5 billones, la recuperación ha sido calificada como bastante rápida, pues la pérdida ya se había disipado a mediados del año.

En el 2020 se cerró con US$ 28,7 billones adicionales de riqueza con respecto a finales de 2019, un total de US$ 418 billones.

“La creación de riqueza en 2020 parece haber estado completamente desconectada del desastre económico causado por la covid-19”, reconoció el economista Anthony Shorrocks, autor principal del estudio.

El aumento de la riqueza está relacionado al continuo crecimiento de los mercados bursátiles, que alcanzaron niveles récord a finales de 2020, así como la apreciación del sector inmobiliario, estimulado por los bajos tipos de interés y los ahorros imprevistos que una parte de la población hizo durante los confinamientos.

La riqueza creció en Norteamérica y Europa en un 12.4 % y 9.2 % respectivamente, mientras que China representó un 4.2% del total global.

Pero, esto no fue igual para todos. En India (-4,4 %) y Latinoamérica (-11,4 %) se reportaron las caidas más fuertes, amplificadas por la depreciación de los tipos de cambio.

Según indican, una de las razones por las que algunos países han aumento su riqueza y otros la han perdido es la diferencia en la composición de sus mercados de valores.

 

(Con información de la Agencia EFE).