Centros comerciales
Recientemente se aumentó el aforo de los centros comerciales y tiendas de 40% a 60% en las zonas de nivel de alerta alto. | Fuente: Andina

El aumento de casos de COVID-19 ha dado inicio a la tercera ola de la pandemia en el país, pero ¿esto tendrá efectos en el nivel de consumo de los peruanos?

Un reciente estudio de Opino evidencia que la variación de gasto de los peruanos de dependerá de cada tipo de actividad comercial.

A pesar de la tercera ola, el 81% de los limeños indica que seguirán acudiendo a las tiendas por departamento y solo un 19% señala que dejará de ir a estos establecimientos.

"Es que, ante la mayor permanencia dentro del hogar, los limeños buscan comprar productos para la casa, así como vestimenta cómoda, y este canal les provee de ello con una amplía oferta. Optan por ir a este canal, pese a que podrían comprar por el e-commerce, debido a que prefieren ver y tocar los productos, así como medirse la vestimenta y calzado. Y es que tienen temor de que si compran por el canal online no reciban el mismo producto", explicó Juan Diego García, director de la consultora, al diario Gestión.

Asimismo, un 92% aseguró que seguirá yendo a las tiendas de mejoramiento para el hogar y un 89% seguirá acudiendo a supermercados.

Sin embargo, no es el mismo caso para otros actividades comerciales.

La mayoría de limeños encuestados, entre 62% y 79%, indicaron que debido a la tercera ola evitarán acudir a restaurantes con espacios cerrados, cines, teatros y gimnasios.

"En el caso de este tipo de negocios no los considerarían prioritarios, por lo que les es más fácil renunciar a estos temporalmente, y prima en su decisión de visita el ver si encuentran o cuentan con espacios ventilados. Un ejemplo de ello es que el 96% de limeños no está dispuesto a dejar de ir a os restaurantes ubicados en espacios abiertos", agregó García.

Cabe indicar que, según el estudio, siete de cada 10 limeños de los segmentos A, B y C aseguraron haber reducido su temor a sufrir un cuadro grave de COVID-19 luego de haber sido vacunados.

Para el 82% de encuestados, en esta tercera ola de la pandemia estamos mejor preparados que en la segunda ola en cuanto a infraestructura sanitaria.