Contenido patrocinado por:

La importancia de la lealtad del consumidor

Conquista a tus clientes y conviértete en un referente. Conseguir la fidelidad a tu producto o servicio significa que le has dado un valor real a tu marca.
Clientes
Los clientes fieles serán los mejores embajadores de tu marca. | Fuente: Getty Images

Darle valor real a tu marca entre los consumidores, ganarte su lealtad, hacer que tu marca sea confiable y se convierta en un referente es a lo que debes aspirar al poner en el mercado tu producto o servicio.

Lograr lo anterior depende, básicamente, del grado de satisfacción de tus clientes en relación a tus productos y del valor agregado que aportes a sus experiencias de consumo. Esto determinará que tus clientes se convertirán en embajadores de tu marca o vayan a buscar al mercado lo que tu marca no supo ofrecerles.

Para crear un público fiel a tu marca debes concentrarte en el valor agregado. La web fromdoppler.com ha detallado el proceso por el que atraviesa un consumidor hasta convertirse en fan de tu compañía. Toma nota, te puede servir:

1. Desconocimiento. Momento en el que tus potenciales clientes no logran diferenciar tus productos o servicios de aquellos provenientes de empresas competidoras. Un mal posicionamiento de marca puede ser el responsable de esta situación.

2. Reconocimiento. En esta fase, tu marca ya se encuentra presente en la mente de tu público. Al momento de tomar la decisión de compra, tus bienes son tomados en cuenta por ellos, aunque finalmente elijan el producto o servicio de la competencia.

3. Preferencia. Luego de una experiencia positiva, los consumidores escogen tus productos por sobre los de la competencia. Esto no significa que sus elecciones serán siempre iguales, sino que pueden llegar a variar si es que surgen productos competidores o se implementan nuevas acciones de marketing.

4. Lealtad. ¡Esta es la fase preferida por cualquier empresa! Tus clientes optan por tu marca y por sus bienes, aún luego de haber tenido problemas con ellos o incluso en circunstancias en que un producto de la competencia pudiera ser funcionalmente superior.

Ya que tu meta es llegar a la fase cuatro, recoge estos consejos y sigue tu camino al éxito.

Sepa más: