AFP

Pide que vuelva… pero para limpiar. El alcalde del municipio australiano de Gold Coast se dirigió así al cantante canadiense Justin Bieber, quien, según indicó, pintó en el muro de un famoso hotel de la región.

El funcionario Tom Tate señaló que es “una tontería” que el joven de 19 años realizara grafitis en el muro del establecimiento. “Si una persona normal hiciera eso le caerían 80 o 100 horas de trabajo en beneficio de la comunidad. (…)“¡Por lo tanto, vuelve aquí y limpia!”, enfatizó.

En declaraciones a la cadena de televisión Nine Network, el alcalde solicitó al ídolo juvenil que “trate a Gold Coast tan bien como sus fans le tratan a él”.

Justin Bieber pintó en el muro un fantasma Pacman y personajes de cómic después de un concierto en Brisbane, el miércoles por la madrugada. Las fotografías de los grafitis fueron publicadas en Internet.

Pese a todo, el lujoso hotel defendió a su huésped, calificándolo de “joven adorable” en su página en Facebook. El cantante pidió permiso antes de dibujar en los muros, precisó el establecimiento.