El cantante español Alejandro Sanz, quien acaba de lanzar su videoclip ‘Se vende’ y su última producción discográfica ‘La música no se toca’, aseguró que pese a que han pasado cinco meses del fallecimiento de su madre, aún no logra asimilar su partida.

"No he pretendido curarme de nada con este disco, hay heridas que no se curan jamás, en cierto modo me alegro de que el disco casi estuviera terminado cuando mi madre se fue, porque no creo que sea bueno escribir sobre una pérdida de una forma tan inmediata, hay que dejar pasar el tiempo para que las heridas se curen un poco", precisó tal como publica People.

Agregó que el disco, que en gran parte se compuso en México y que incluye un dueto con Mardonio Carballo cantado en náhuatl, constituye un tributo a dicho país.

"Me parecía era justo hacer un homenaje a México y al náhuatl, es una lengua que hay que proteger, ayudar y yo humildemente desde mi postura quería hacerle un pequeño homenaje”, indicó.