Amigos y familiares del fallecido Alexander McQueen, se reunieron hoy en Londres para darle el último adiós al diseñador inglés en su funeral, realizado en la Iglesia St. Paul.

Entre los que atendieron los servicios fúnebres, se destacaron Lady Gaga, Kate Moss y Naomi Campbell.  

Mientras que Moss y Campbell vistieron excéntricas piezas, que incluyeron agigantados sombreros negros; fue la siempre polémica Lady Gaga la que llegó hasta el funeral con el atuendo más excéntrico de todos.  

Y es que la cantante de pop ingresó a la iglesia con un vestido negro muy corto, su rostro cubierto con un velo negro, y en la parte de atrás de su vestido, una cola negra muy larga. La rubia optó por vestir un atuendo muy parecido al de una novia, pero de color negro.  

Como se recuerda, después de conocerse que McQueen se quitó la vida en su departamento de Londres, Lady Gaga publicó en su Twitter una fotografía en la que ella aparecía junto al diseñador. 

Días más tarde, la cantante le rindió tributo al diseñador durante su presentación en los premios Brit, de la música inglesa.