AFP

Un portavoz de la familia de la fallecida cantante Amy Winehouse achacó a "razones de procedimiento" el hecho de que vuelva a investigarse la muerte de la cantante y opinó que lo previsible es que no cambie el veredicto.

"La familia estaba satisfecha con la forma en que fue dirigida la investigación y no pidió que volviese a realizarse", apuntó el portavoz.

En noviembre de 2011, la jurista Suzanne Greenway, nacida en Australia, dimitió de su cargo tras comprobarse que le faltaba el periodo de experiencia necesario para ejercer en Reino Unido.

La letrada había sido nombrada juez forense adjunta por su marido, Andrew Reid, en 2009, sin cumplir con el requisito legal de llevar cinco años registrada como abogada en el Reino Unido, pese a haber ejercido su profesión durante una década en su país natal.

Desde entonces, Reid, que también juez forense en Londres, ha dejado igualmente su cargo, pese a insistir en que los procedimientos seguidos en la pesquisa de la cantante fueron los correctos.

Amy Winehouse, una de las artistas más prometedoras del Reino Unido con numerosos galardones, fue encontrada muerta en su piso de Camden el 23 de julio de 2011, tras una larga batalla contra el alcohol y las drogas.

EFE