EFE

Un día después de deslumbrar luciendo un vestido en terciopelo de Versace en los Oscar, Angelina Jolie volvió a la normalidad - y mostrando menos pierna – haciendo recados en Los Ángeles el lunes.

Después de tomar un descanso para tomar café con la madre de su pareja Brad Pitt, Jane, la actriz, vestida denegro, fue vista fuera de casa con los mellizos de 3 años de edad, Knox y Vivienne.

Y aunque era todo sonrisas, Jolie, de 36 años, no llamó la atención de los paparazzi como lo hizo cuando subió al escenario del Oscar para presentar el premio al Mejor Guión Adaptado el domingo por la noche.

Sus manos en la cadera y su pierna derecha posando, hicieron que incluso su extremidad tenga su propio Twitter.