Billie Eilish
Billie Eilish abrió su gira mundial con un mensaje potente sobre por qué elige no mostrar su cuerpo. | Fuente: AFP

El término body shaming significa, literalmente, “cuerpo avergonzado”, y se refiere a la humillación que suele sentir una persona por no cumplir con los patrones de belleza asignados por la sociedad. Un tema sobre el que Billie Eilish se pronunció recientemente, al inaugurar su gira mundial en Miami (Estados Unidos).

Durante un video interludio que abrió su primer concierto, la ganadora del Grammy, de 18 años, presentó un videoclip en el que se le muestra quitándose la parte superior de su ropa mientras se sumerge en aguas negras. De fondo, se oye su voz abordando los comentarios que critican su característica vestimenta holgada.

“¿Realmente me conoces?”, empezó el discurso de Eilish frente a un público que la ovacionaba. “Tienes opiniones sobre mis opiniones, sobre mi música, sobre mi ropa, sobre mi cuerpo. Algunas personas odian lo que me pongo, otras lo alaban. Algunas personas lo usan para avergonzar a otros, algunas personas lo usan para avergonzarme”, añadió.

La cantante de “Bad Guy” admitió sentirse “muy odiada recientemente” durante los premios Brit del mes pasado. En ese sentido, sus palabras apuntaron a explicar cómo debe lidiar con comentarios adversos. “Mientras siento tus miradas, tu desaprobación o tus suspiros de alivio, si viviera por ellos, nunca podría moverme”, advirtió.

Más adelante, se mostró irónica y señaló: “¿Te gustaría que fuera más pequeña? ¿Más débil? ¿Más suave? ¿Más alta? ¿Quieres que me calle? ¿Te provocan mis hombros? ¿Mi pecho? ¿Soy mi estómago? ¿Mis caderas? El cuerpo con el que nací, ¿no es lo que querías?”.

Su videoclip concluyó con una Eilish desafiando a la sociedad por criticar a las personas a partir de suposiciones “en función de su tamaño”. “¿Mi valor se basa solo en tu percepción? ¿O tu opinión sobre mí no es mi responsabilidad?”, finalizó.

EILISH Y SU GENERACIÓN CONTRA LOS ESTEREOTIPOS

No es la primera vez que Billie Eilish decide enfrentarse a las críticas que la etiquetan por el estilo de su atuendo. Ya en la revista V, en el 2019, afirmó que le gusta ponerse “lo que quiera”. “Pero, por supuesto, todo el mundo lo ve como ‘está diciendo no a ser sexualizada’ y ‘está diciendo que no a ser la mujer esterotípica’”, expresó entonces.

Durante esa entrevista, también se pronunció sobre sus padres, quienes pese a brindarle comentarios positivos sobre su vestimenta, no dejaban de tener un tufillo vergonzante. “Y no puedo [exagerar qué tan fuerte] no aprecio eso, en absoluto… No me gusta que haya un mundo nuevo y extraño en el que apoyarme signifique avergonzar a las personas que [tal vez] no quieran [vestirse como yo]”.

Eilish pertenece a una generación de estrellas pop que son, frecuentemente, acosadas por su imagen corporal. Recientemente, Taylor Swift confesó que padeció de trastorno alimenticio, llegando incluso a admitir que hubo momentos en los que pudo haberse desmayado en un concierto por no haber probado bocado.

De igual modo, la rapera Lizzo acusó a TikTok de haberle hecho un body shaming tras eliminarle videoclips en los que ella se mostraba en traje de baño. “TikTok sigue sacando mis videos conmigo en traje de baño", escribió en un videoclip publicado en TikTok. “Pero permite otros videos con chicas en trajes de baño. ¿Me pregunto por qué? TikTok... tenemos que hablar”, agregó.