Aunque ya se sabía que Brad Pitt ofreció una entrevista para la publicación W, en la que defendió a Angelina Jolie, hasta ahora trascendió que el actor no quiso recibir la "ayuda" de programas de cómputo para disimular sus arrugas en la imagen que apareció en la portada de la revista.


De acuerdo con la página entertainmentwise.com, en estos tiempos "felices" del retoque digital, Pitt prefirió mostrar su cara con todas las líneas de expresión intactas, a sus 45 años.

Para el ensayo fotográfico con W, Pitt solicitó ser captado por Chuck Close, quien se caracteriza por hacer retratos minuciosos de las personas.


Brad declaró que se ha mantenido alejado de tratamientos estéticos como inyecciones de botox o una cirugía en el rostro.


En la entrevista para la mencionada publicación, Pitt aseguró que nunca le fue infiel a Jennifer Aniston con Angelina Jolie, y que su ex esposa es aún una persona importante en su vida.

 

-ANDINA