EFE

¡Empezó la cuenta regresiva! Menos de una semana nos separan de uno de los acontecimientos que remecerá a Inglaterra desde sus cimientos: la boda real entre el príncipe Guillermo –segundo en la sucesión al trono de Inglaterra- y Catherine Middleton.

Y para disipar –o aumentar- la expectativa, la Casa Real ha compartido con la prensa un abultado sumario con más detalles –antes desconocidos- sobre de la ceremonia religiosa más esperada desde que el príncipe Carlos contrajo matrimonio con la ahora desaparecida Lady Diana.

Primero, el anillo de bodas que lucirá Kate ha sido labrado de un pedazo de 36 gramos de 21 quilates de oro galés (encontrado en noviembre de 1981 por la Legión Británica Real), que la reina Isabel II guardó especialmente para la boda.

De esta misma pepita se hicieron los anillos de boda de la reina, la Reina Madre, Elizabeth Bowes-Lyon, la princesa Margarita y la difunta Princesa de Gales.

Segundo, el pastel de bodas -diseñado por Fiona Cairns- será un tradicional pastel de frutas de varios niveles, decorado con crema y motivos de flores inglesas.

Asimismo, la pareja ha solicitado a la McVitie’s Cake Company una torta de bizcocho de chocolate, cuya receta es propia de la familia real, para la recepción en el Palacio de Buckingham.

Tercero, aunque los novios están encantados con las fotografías que tomó el peruano Mario Testino en el anuncio de su compromiso, ellos decidieron tomar otra dirección creativa para el día más importante de sus vidas.

El príncipe Guillermo y Catherine Middleton han seleccionado a Hugo Burnand –quien ha retratado antes a William y Victoria Beckham- como el fotógrafo oficial en su boda. Él capturará los felices rostros de los futuros esposos en el palacio de Buckingham.

Cuarto, para el día de la ceremonia -29 de abril- se ha dispuesto de una operación policial especial de aproximadamente 900 oficiales, a fin de garantizar la seguridad de la familia real, la futura princesa y los miles de simpatizantes que se estima participarán minuto a minuto de la boda desde las calles.

Quinto, la boda real llegará al ciberespacio, ya que por primera vez en la historia un evento de este tipo será transmitido en vivo a través de YouTube (señal extraída de la BBC), desde las 10 de la mañana hasta las 2:00 de la tarde.

Esta señal incluirá el viaje de la pareja hacia la abadía y su salida, el servicio de la boda y su primera aparición oficial juntos como marido y mujer.

Además, un blog multimedia del St. James Palace compartirá más información sobre los novios, mientras que en Twitter y Flickr se subirán imágenes de la ceremonia –con una cuenta que será creada exclusivamente para la fecha- en directo.

Lea más noticias de Entretenimiento haciendo clic aquí.