Tom Hanks y Rita Wilson están de vuelta en Estados Unidos luego de recuperarse del nuevo coronavirus. | Fuente: AFP | Fotógrafo: Robyn Beck

El 11 de marzo, Tom Hanks y su esposa Rita Wilson sorprendieron a sus seguidores al revelar que habían contraído el nuevo coronavirus mientras se hallaban en Australia debido al rodaje de una cinta en la que participa el actor.

Tras ser dados de alta cinco días después, la pareja se encuentra a la fecha en Estados Unidos, luego de una cuarentena obligatoria en el país oceánico. Así lo hizo saber el actor de “Forrest Gump” a través de sus redes sociales.

“Hola, amigos. Estamos en casa ahora y, como el resto de América, continuamos refugiándonos y respetando el distanciamiento social”, escribió Hanks al inicio de su mensaje, publicado en su cuenta de Twitter.

Muchas, muchas gracias a todos quienes nos cuidaron en Australia”, continuó el intérprete. “Su cuidado y orientación hicieron posible nuestro regreso a EE. UU. Y muchas gracias a todos los que se acercaron con buenos deseos. Rita y yo lo apreciamos mucho”, finalizó.

SU DIAGNÓSTICO

Tom Hanks y su esposa Rita Wilson fueron las primeras estrellas de Hollywood en hacer público su estado clínico por infección de coronavirus. La pareja se encontraba en Australia cuando dieron positivo a la prueba médica de detección del virus COVID-19.

En ese sentido, su hijo Chet Hanks también brindó un comunicado dirigido a los seguidores del querido artista, donde indicaba que sus padres se encontraban bien.

Recalcó que la pareja está tomando las mayores precauciones para ser atendidos en Australia. Asimismo, el joven, de 29 años, agradeció la preocupación y buenos deseos de los usuarios en redes sociales por la situación actual de sus padres infectados por coronavirus.

“Están tomando precauciones, obviamente. Pero no creo que sea algo por lo que haya que preocuparse mucho. Agradezco la preocupación de todos, y los buenos deseos, pero, creo que todo va a estar bien. Lo aprecio, manténganse todos seguros allá afuera, mucho amor”, concluyó.

 

¿Qué opinas?