Foto: blisstree.com

La felicidad que vivían la actriz Eva Longoria, y el jugador de baloncesto, Tony Parker, parece haber acabado. Según la revista Us Weekly, la “enamorada” pareja culminó su relación por una supuesta infidelidad.

La última edición de dicha publicación explica que Longoria, de 35 años, descubrió que su marido, de 28 años, intercambiaba mensajes de texto con una amiga mutua, durante casi un año.

Las fuentes que cita la revista afirman que la actriz de la serie Desperate Housewives presentará una demanda de divorcio de inmediato.

"Eva tiene el corazón roto por la traición. Una vez que la confianza se perdió, el matrimonio terminó”, cita la revista.

"Eva realmente pensó que iba a envejecer con Tony y tener hijos con él. Ella está inconsolable”, añadió la fuente.