Whitney Houston aparentemente no podrá descansar en paz como muchos desean. Ahora su familia cree que su exesposo Bobby Brown quiere hacerse de la herencia que recibirá la hija que tuvieron ambos.

Según informó TMZ, es por eso que la familia, encabezada por Cissy Houston, ha decidido alejar a la joven Bobbi Kristina para que no suceda lo que ellos creen.

Cissy Houston está tratando de prohibir que Bobby Brown se acerque a Bobbi Kristina hasta cuando cumpla los 18 años por temor a que solo sea una artimaña para llenarse los bolsillos”, dijo la fuente a TMZ.

Como se sabe, Bobby Brown trató de visitar a su hija a principios de esta semana pero la familia le cerró la puerta. Incluso, no quieren que él asista al funeral porque es persona no grata.