THE SUN

Mientras modelaba uno de los últimos diseños de la reconocida modista Vivienne Westwood, la actriz Pamela Anderson mostró en la pasarela más de lo esperado.

Y es que, vistiendo un muy ceñido traje negro, los grandes y conocidos atributos de la rubia no se pudieron mantener contenidos, por lo que el busto de la canadiense quedó al descubierto para sorpresa de los presentes.

Al parecer, el traje que vistió Anderson estaba destinado a ser usado por alguien con menos busto.

Como se recuerda, la diseñadora Vivienne Westwood declaró hace algunos meses que está determinada a tener en sus desfiles a celebridades de Hollywood, en lugar de las conocidas modelos de alta costura.