Foto: tcf.net
Se dice que Gary Coleman está bien después de un inesperado viaje a la zona hospitalaria de Los Ángeles.

La ex estrella  de "Blanco y negro"(Diff"rent Strokes), de 41 años de edad, se alojaba en el Hotel Custom, cuando de repente enfermó y hacia las 8 a.m. se llamó a una ambulancia.

Pero el agente de Coleman ha asegurado a los fans no hay nada de qué preocuparse. "Parece que está bien. No han encontrado nada malo con él hasta ahora", le dijo Robert Malcolm a E! News. "Se le han hecho pruebas para asegurarse de que todo está bien".

Malcolm dice que el actor, quien ha tenido dos trasplantes de riñón, fue hospitalizado como medida de precaución y debe ser dado de alta después de una diálisis de rutina.

En cuanto a los informes de que Coleman puede haber tenido una convulsión, Malcolm dice que no es cierto y que nunca ha tenido uno antes.

Malcolm dijo que la antigua estrella infantil estaba en la ciudad para una reunión con los productores de su próxima película "Enanos vs Mascotas" para discutir una escena problemática.

"Estaba muy molesto por cancelar esa reunión porque aparece un pene en la película", añadió el agente. "Se supone que es el suyo, y no es feliz con eso".

Suena como que el viaje a la sala de emergencias podría ser el menor de sus problemas.