Gracias al nuevo éxito de Betoncé, Lemonade, sabemos lo que realmente pasó. | Fuente: Splash News/Shutterstock

Fue el 5 de mayo de 2014 cuando ocurrió el famoso ataque en el elevador en el Standard Hotel luego de la Gala del MET. Fue la pelea más famosa de la Tierra y asombró a todos. La familia de la música más célebre de todas quedó en evidencia. Muchos criticaron a Solange Knowles después de ver el clip. No les preocupaba lo que hubiera podido hacer Jay Z para desatar esa reacción. Todo el mundo perdió de vista lo importante.

Hablemos primero de lo vital: Solange no se comportó de forma adecuada. No defendemos la violencia física. No importa el motivo, había mejores formas de resolver su problema con Jay Z. Pero ahora que ha pasado el tiempo sentimos que debemos defenderla.

¿Deseamos que hubiera usado las palabras y no los puños? Sí. ¿Podemos cambiar lo ocurrido? No. Así que te contamos por qué la defendemos. ¿Cómo se sintió Solange esa noche y a lo largo del matrimonio de Jay Z y Beyoncé? Si los rumores de infidelidad son ciertos imaginen la frustración y rabia de ella. Las hermanas con frecuencia se protegen.

Fuentes declararon a E! News en 2014 que Rachel Roy estuvo coqueteando con Jay Z en la gala del MET, tanto que molestó a Beyoncé y la incitó a confrontarla. Jay luego dijo cosas hirientes a Solange y después estaban en el ascensor y ocurrió lo que sabemos. Solange creería que Beyoncé no haría nada, así que pensó defenderla.

La ira de Solange mostró una de sus mejores cualidades: la lealtad familiar. Defenderá siempre a su hermana.

Ahora Solange ríe última. Eso porque permaneció callada todos estos años diciendo a revistas que todo había quedado atrás. Ahora gracias a Lemonade sabemos el motivo.

Las líricas aclaran todo: “Si pruebas esta mie**a de nuevo perderás a tu esposa”/ “Mira mi reloj, él debería estar en casa, lamento la noche en que le puso el anillo”.

Hay que respetar la paciencia de Solange. Hubiera sido sencillo hablar pero ella sabía que el tiempo todo lo aclara. Claro que no se calló por completo. Ha hecho referencias a la situación con el célebre vestido amarillo limón. Se lo puso para la Gala del Met (donde ocurrió la pelea) y allí Jay Z no asistió. Entendemos tu sutileza Solange. Sabemos lo que quiere decir.

¿Qué opinas?