Mantenerse joven es el objetivo de muchos famosos, sin embargo, algunos personajes exageraron al someterse a numerosas cirugías para lograr un rostro juvenil y ahora lucen totalmente distintos a como estaban originalmente.

Algunos casos son el de la cantante Maria Conchita Alonso, la fallecida presentadora de televisión Joan Rivers y la actriz Renée Zellweger.