AFP

La ganadora del Oscar, Jennifer Lawrence confesó en una entrevista en el programa de televisión estadounidense, “Conan”, que se sintió avergonzada cuando descubrieron varios juguetes sexuales en la habitación de un hotel donde se alojó en uno de sus viajes.

Lawrence agregó que el descubrimiento lo realizó una de las empleadas de limpieza del hotel luego que los escondiera bajo la cama.

Alguien me gastó una broma regalándome un montón de consoladores de diferentes tipos y colores. El caso es que yo sabía que las empleadas del hotel iban a limpiar y recoger mi habitación así que decidí esconderlos debajo de mi cama. Cuando volví, vi que los habían dejado encima de mi mesita de noche”, contó.

La actriz agregó que pensó en dejar una nota para avisar que los juguetes no le pertenecían, aunque no lo hizo.