Tiene solo 23 años, pero ya es la estrella más cotizada de la industria de Hollywood. Bella, talentosa y entusiasta. Así es Jennifer Lawrence, “la chica en llamas” de la taquillera saga de The Hunger Games (Los Juegos del Hambre), la obnubilada ganadora del Óscar a Mejor Actriz en la última edición de los Premios de la Academia por Silver Linings Playbook.

Jennifer, descubierta a los 14 años por un fotógrafo cuando visitaba Nueva York, cae bien de buenas a primeras. Y no es solo su apariencia. Dice exactamente lo que piensa. Es simpática, espontánea y tiene sentido del humor. Es todo un personaje pintoresco si la comparamos con otras figuras de su generación.

Hoy la podemos ver en la pantalla en Catching Fire (En Llamas), la segunda película de la franquicia que protagoniza. Allí es Katniss Everdeen, la heroína de un futuro distópico caracterizado por los denominados Juegos del Hambre.

“Solo quería hacer películas independientes y que nadie me reconociera. Aspiraba a vivir una vida lo más normal posible”, dijo recientemente a la revista Mujer Hoy al referirse a la fama que la sigue a todos lados.

Sin embargo, afirmó que “me encanta actuar”. “Lo que busco es el sentimiento que me proporciona convertirme por un momento en otra persona, recibir indicaciones del director o aportar algo nuevo al personaje. Todo eso hace que este trabajo tenga sentido. Y no tiene que tenerlo para nadie, solo para mí”.

¿LA REINA?

Ha llamado la atención que la misma Julia Roberts se refiriera ahora último a su ¿sucesora? “Jennifer es una chica fabulosa, mucho más original y divertida que yo”, manifestó la aclamada actriz.

La galería que acompaña esta nota recoge 30 portadas de famosas revistas que muestran deslumbrante a Jennifer Lawrence, convirtiéndose así en 30 razones para enamorarse de esta inusual guerrera del cine.

“No quiero estar siempre bajo los focos. Vivir lejos de todo esto. Que sea solo un recuerdo”, dijo. ¿No es encantadora?