Foto: Difusi

A pesar que Jesse James tiene la esperanza de salvar su matrimonio con Sandra Bullock, de pronto enfrenta nuevas acusaciones, incluidas las demandas de un segundo affaire y un informe de acoso sexual.

La acusación más incendiaria viene de Melissa Smith, 35 años de edad, quien le dijo a un tabloide que tuvo una relación con James después que se conocieron a través de MySpace en 2006.

Su historia tiene parecido con la de la primera acusadora, Michelle McGee. Ambas mujeres, que coincidentemente son strippers casi totalmente tatuadas, alegan que sus romances se prolongaron durante varios meses, mientras que James estaba casado con Bullock.

Smith, que vive en Huntington Beach, California - no lejos de la casa de James y Bullock -, afirma en una entrevista con Star que lo visitaba en su cuartel de West Coast Choppers en Long Beach durante algunos meses en los que tuvieron relaciones íntimas.

Dice que la última vez que vio a James fue en 2009. Smith vendió su historia con una foto de ella con James a varios medios de comunicación, incluido People.

Otros informes hablan de los enredos legales entre James y las mujeres. Según TMZ, James pagó una ejecutiva de West Coast Choppers 700.000 dólares en 2007 después que ella amenazó con demandarlo por supuestamente hacerle insinuaciones sexuales. Debido a que la demanda nunca fue presentada, no hay documentación que sustente esta historia.

Otra mujer, Deann McClung, presentó una "demanda de empleo" en contra de James en Los Ángeles en abril de 2000. Él, a su vez, demandó a McClung. Su caso fue desestimado "por perjuicio" en 2001. No hay información acerca de los alegatos específicos disponibles todavía.

El representante de James no hizo ningún comentario.