La socialité Kim Kardashian y su pareja Kanye West han decidido comenzar el 2013 buscando construir su nido de amor, en el cual recibir a su primer hijo.

Los futuros padres han comprado una lujosa mansión valorada en 11 millones de dólares, ubicada en la exclusiva zona de Bel Air, California. Allí también residen conocidas figuras como la actriz Jennifer Aniston, el baloncelista  Chris Paul, el fundador de Girls Gone Wild,  Joe Francis, entre otros.

La residencia de Kim y Kanye cuenta con sala de cine, salón de belleza, cancha de baloncesto, piscinas, y un cuarto especial para el bebé, según ha revelado el portal TMZ.

La vida de esta joven Kardashian ha tenido sus altibajos amorosos, pero parece ahora encontrarse feliz al lado del reconocido rapero y productor con quien formará una familia.