Lindsay Lohan en semana de fiestas en la ciudad de Nueva York

La díscola actriz no comprende que no debe lucirse en locales en los que se expende alcohol. Hay quienes dicen que no bebió pero otros afirman lo contrario.
hear-the-world.com

Lindsay Lohan enfrenta un delito grave y trabaja para recuperar su carrera, pero nada de eso parece estar impidiendo que la actriz regrese a la corte a partir del viernes en Los Ángeles.

Mientras que pasó el tiempo en Nueva York la semana pasada, Lohan, de 24, calmó sus nervios con una serie de salidas a discotecas, al parecer llegando a siete puntos diferentes en cuatro días.

El jueves, mientras que en Riff Raff, un espectador le dijo a People que la actriz estaba "con una novia y se aferraba a su lata de Red Bull. Estaba definitivamente en un estado de ánimo de fiesta".

También el jueves, Lohan llegó hasta SL y 1Oak donde un asistente contó que Lohan no estaba bebiendo. "Ella estaba en un gran estado de ánimo y pasando un buen momento con sus amigos, bailando", dijo el testigo.

Y agrega: "Ella estaba bajo un microscopio porque la gente estaba esperando a ver si iba a beber, pero no lo hizo”.

Mientras que varias fuentes del club dicen que la actriz se aseguró mantenerse alejada del alcohol, una información privilegiada en una de las otras paradas de Lohan dice que la actriz estaba de vuelta a las andadas.

"La noche del sábado en el (nuevo restaurante) Beauty & Essex, Lindsay estaba en una mesa con su hermano y hermana", dice la fuente. "Ella estaba ordenando y bebiendo cócteles, enviando mensajes de texto sin parar, tomando fotografías y actuando un poco alocadamente".

Sin embargo, otra fuente en el mismo club insiste en que la actriz no estaba bebiendo. En su lugar, Lohan ordenó tacos de langosta a la cerveza, albóndigas de pollo en salsa de setas silvestres y trufas de atún nori picante.

¿Problemas legales?

Pero incluso sin ningún tipo de consumo ¿podría Lohan - que por las reglas de su libertad condicional está prohibida de ir a lugares donde el alcohol es el elemento primario de venta - meterse en problemas legales por las payasadas de su vida nocturna?

De acuerdo al abogado defensor de Los Ángeles Steve Sitkoff, quien no está afiliado al caso, se trata de una zona gris. "Un fiscal puede muy bien recoger evidencia de que Lohan ha estado frecuentando estos lugares como causa de una violación de libertad condicional o libertad bajo fianza y revocarla, lo que podría llevarla a la cárcel", dice.
"Sin embargo," Sitkoff añade, "la definición de un lugar donde el alcohol es el elemento principal de venta es a veces oscuro, especialmente si el establecimiento también funciona como un restaurante".

En cuanto a cómo los hábitos recientes de Lohan podrían afectar a su recuperación, un experto dice que el estilo de vida actual de la estrella es problemático.

"Esto definitivamente llevará de nuevo a la recaída", le dijo a People, Howard Samuels, fundador y director ejecutivo del Centro de Tratamiento Hills de Los Ángeles. "No hay duda sobre eso porque el comportamiento no ha cambiado. Yo no tengo problema con la gente sobria va a los clubes, pero por lo general van con un montón de otras personas sobrias, y son sobrios un año, dos años, tres años. La recuperación es acerca de tomar todas las medidas contrarias a la forma en que solía ser".

Continúa Samuels: "Va a tomar mucho más dolor en su vida personal entender que ella tiene que hacer un cambio importante en su vida".

El departamento de libertad condicional de Los Ángeles, así como el abogado de Lohan, Shawn Holley, no han hecho comentarios sobre cualquiera de estos informes.