Pavarotti fue un lírico que contribuyó a los esfuerzos por popularizar la ópera fuera del ámbito operístico. | Fuente: Facebook Oficial

Luciano Pavarotti, el más famoso y reconocido tenor del mundo nació el 12 de octubre de 1935 en Módena, Italia. Cursó estudios en la “Scuola Magistrale”. En 1955 empezó a dar clases de canto con Arrigo Polo y Ettore Campogalliani, y antes de dedicarse profesionalmente a la ópera se licenció en Magisterio y trabajó en la enseñanza.

La primera vez que cantó fue en el coro de Módena junto a su padre, amante de la ópera. Hizo su primera aparición ante el público en 1961 en Reggio Emilia en La Bohème, ganando popularidad rápidamente.

Su luminosa, resonante e inconfundible voz en las interpretaciones de Nemorino del L’Elisir d’Amore, Ernani de Verdi, Radamés de Aída, el príncipe Calaf del Turandot y Otello de Verdi, lo convirtió en uno de los grandes tenores contemporáneos y el mejor pagado de la historia.

Las impresionantes ventas de su discografía lo convirtieron en el tenor más popular de la segunda mitad del siglo XX.

Del mismo modo, la transmisión televisiva de 1977 “En vivo desde el Met” situó a Pavarotti ante la mayor audiencia en la historia de las óperas televisadas. Durante la década de 1980 y a principios de la de 1990, se hizo popular en todo el mundo debido a sus frecuentes recitales populares.

Las actuaciones junto a los tenores españoles José Carreras y Plácido Domingo, también fueron muy conocidas y lo hicieron recorrer el mundo, estando entre sus más exitosos conciertos el presentado en Roma (1991) y el de Los Ángeles (1994) bajo el nombre de “Los tres tenores”.

Estuvo en posesión de un Grammy al mejor cantante clásico en 1991.

Pavarotti falleció en Módena, el 6 de septiembre de 2007 a los 71 años por un cáncer de páncreas. Fue sepultado en el cementerio Montale Rangote, donde están enterrados sus padres y su hijo Ricardo, que murió poco después de nacer en 2003.

Sepa más: