"Cuando el público ve a Madonna con pieles, entiende por qué su estilo ha sido inimitable desde los ochenta", apunta PETA en su página web.

En el segundo puesto de la lista aparecen las gemelas Mary Kate y Ashley Olsen, por su uso excesivo de pieles.

La actriz Maggie Gyllenhaal disputa el tercer puesto del ranking, ya que según PETA usa "horrendos abrigos de pieles".

El cuarto puesto es para, el rapero Kanye West y el quinto para Elizabeth Hurley, a la que aconsejan que en lugar se concentre en relanzar su "maltrecha carrera".