Michael Jackson acaba de cerrar un contrato con el cantante Rob Stewart, quien ha accedido a alquilarle su lujosa mansión durante los días que decida permanecer en Londres.

 

La propiedad está ubicada a unas tres millas del centro y posee más de 180 acres para que excéntrico cantante logra sentirse como un verdadero rey.

 

Es ahí donde Jackson prepara el inicio de su gira en el O2 Arena y ajusta los últimos detalles del single que lanzará el 8 de julio durante su primer concierto.

 

"Habrá una nueva canción y aún se está pensando en la mejor forma de compartirla con sus fans", comentó Randy Philips, director de promociones.

 

El representante aseguró que Jackson planea utilizar efectos especiales nunca antes vistos e incluso ha contratado todo un elenco de dobles para reemplazarlo en las rutinas de baile más exigentes.