Wikimedia Commons (CC)

A los 20 años Michelle Pfeiffer entró en contacto con una secta religiosa conocida como “El Respiracionismo, que se basa en la habilidad de sobrevivir sin comer ni beber.

Pfeiffer lo hizo a través de una pareja que conoció y a los que en un principio confundió con entrenadores personales.

“Trabajaban con pesas y ponían a la gente a dieta. Lo suyo era el vegetarianismo”, dijo la actriz durante una entrevista a la revista Stella de The Telegraph.

No vivía con ellos, pero asegura que eran “muy controladores”. Se reunían periódicamente e incluso tenía que pagar por los servicios que ofrecían durante el culto, cosa que según palabras de la actriz “la drenaba económicamente”.

De hecho, fue en esos años, preparando una película sobre sectas, cuando se dio cuenta de que ella estaba en una.