¿La reconoce? Quizá si mira la foto no puede distinguir el rostro de una de las actrices más glamorosas de Hollywood. Ella es Natalie Portman, quien protagoniza la cinta "Black Swan" de Darren Aronofsky (The Wrestler).

En la cinta, la actriz se enfunda en el papel de Nina, una bailarina que empieza a tener una extraña relación con su "rival", Lily, una nueva integrante de la compañía de ballet a la que pertenece.

Es así que Nina mezclará lo verdadero y lo ficticio, la obsesión y la atracción, e, inclusive, dudará de la existencia real de Lily.

"El personaje fue muy interesante, siempre difícil y sorprendente", dice Natalie al USA Today.

Y mientras que ella ha compartido esta mirada de su personaje, los aficionados todavía e esperarán hasta el Festival Internacional de Venecia, donde se estrenará el 1 de setiembre.