Nicole Kidman afirma que si no tuviera curiosidad dejaría de ser actriz

"Nunca veo lo que hemos rodado y raramente veo mis filmes", agregó en su presentación en el Festival de Cannes.

La actriz Nicole Kidman llegó al Festival de Cannes para presentar dos de sus trabajos y asegurar que quiere seguir buscando papeles nuevos que le supongan un reto.

"No he querido que piensen que no puedo interpretar uno u otro papel. Si no tuviera esa curiosidad, simplemente lo dejaría", aseguró.

Una de las películas que presentó fue "The Paperboy", un filme de Lee Daniels que se convierte en una historia sobre racismo, discriminación y sexo en la Florida de finales de los sesenta.

Kidman presentará también en Canne la película "Hemingway & Gellhorn", una historia concebida para televisión y dirigida por Philip Kaufman sobre la vida de Ernest Hemingway y de su mujer, la periodista Martha Gellhorn.

Una parte del trabajo se desarrolla en la Guerra Civil española y es precisamente el conocimiento de otras culturas y otros países uno de los elementos de su profesión que más atraen a la actriz australiana.

"Me gusta buscar los contrastes y la diversidad. Es la razón por la que quise ser actriz. Nací en un sitio pero siempre tuve ganas de ir a otro lugar", explicó.

Kidman resaltó que siempre tuvo mucha imaginación y que descubrió que existía un trabajo que permitía explorar esa imaginación y recrear otras vidas y otros mundos.

"Nunca veo lo que hemos rodado y raramente veo mis filmes", reconoció la actriz, que se prepara para sus personajes "estando muy cerca del director para saber en qué dirección quiere ir".