Difusi

El actor Pablo Montero olvidó la llave de su casa y no tuvo mejor idea que descolgarse de un segundo piso. Lamentablemente calculó mal y cayó. Para su suerte, no le pasó nada.

“La niña (su hija Carolina) venía inquieta, ya se quería dormir. Entonces no encontramos las llaves. Me desesperé y para abrir rápido me brinqué a la parte del jardín. Iván, que trabaja conmigo, estaba agarrando una sábana con la que yo me iba ir bajando y él solo iba a detener la sábana”, contó el cantante y actor a Televisa Espectáculos.

Sin embargo, algo falló en el intento. “Eran cuatro metros, era en el segundo piso. Entonces la sábana se le soltó. Me dejé caer hacia atrás, me suelto y terminé en el piso”.

Montero, quien protagoniza “Qué bonito amor” (Televisa), pensó que el golpe lo iba a dejar maltrecho.

“Se te vienen muchas cosas, dije cuando caiga me va a pasar algo, se me va a quebrar una pierna, porque era muy alto y dije ojalá no, por todo el trabajo que tengo. Y caí parado. Era mucha la altura, amortigüe un poquito, me puse todo flojo para no tensar el cuerpo ni los huesos. Gracias a Dios mis piernitas me funcionan muy bien, y como dice el dicho, estoy vivito y coleando”, comentó.

Carolina es la hija menor del cantante, fruto de su relación con Carolina Van Wielink, con quien se casó en agosto de 2011.