Foto: AFP

A la tradición se la llevó el viento en Mónaco. En un hecho sin precedentes, el príncipe Alberto y Charlene Wittstock se casarán en una ceremonia religiosa al aire libre el próximo año, se anunció en el palacio el miércoles.

El servicio se llevará a cabo el 2 de julio 2011en la Corte de Honor del Palacio. En otro nuevo e inesperado gesto, las puertas del palacio se dejarán abierta y un gigante monitor de TV permitirá que unas 4.000 personas vean la boda, cuando se celebre en la Place du Palais.

La "ceremonia religiosa se llevará a cabo a las 5 p.m. en el patio donde tenemos una larga escalera", le dijo un portavoz de palacio a la revista People. "Será un evento al aire libre".

Una fuente agregó: "Si estos 4.000 serán invitados aún está en discusión".

Monseñor Bernard Barsi, arzobispo de Mónaco, llevará a cabo la ceremonia religiosa. También se prevé que la boda se transmitirá en vivo a nivel internacional, tal como en abril de 1956 la ceremonia religiosa de los padres de Alberto, la estrella del cine Grace Kelly y el Príncipe Rainiero, se convirtió en un evento pionero en su día.

El matrimonio civil del príncipe Alberto y Charlene Wittstock, que es requerido por la ley, se realizará el día anterior al servicio religioso, el viernes 1 de julio en la Sala del Trono del Palacio. Presidiendo esta ceremonia, que se espera involucre a no más de 100 miembros de la familia, parientes y amigos, estará el registrador real del Principado, Phillipe Narmino.

A principios de este año, el Príncipe Alberto en tono de broma anunció que había prohibió "oficialmente" que lloviera el día de su boda.

En cuanto a quién diseñará el vestido de novia, dicen las fuentes que Charlene Wittstock decidirá entre Christian Dior y Giorgio Armani.