Randy Quaid es un actor estadounidense, de 60 años de edad, que ha causado polémica en Estados Unidos tras ser arrestado por ocupar ilegalmente una vivienda con su esposa, Evi.

Quaid no solo ha dado que hablar por sus escándalos con la justicia, sino también por ser un galardonado intérprete. Él se hizo acreedor de un Oscar al Mejor Actor Secundario por su trabajo en "El último deber" (1973), de Hal Ashby.

Asimismo, su aspecto rudo fue muy adecuado en westerns como Missouri (1976), de Arthur Penn, y "Forajidos de leyenda" (1980), de Walter Hill. Participó también en El expreso de medianoche de Alan Parker.

Convertido en eficaz actor secundario, destacó en filmes exitosos como "Independence Day" (1996), de Roland Emmerich y "Condenada" (Last Dance) junto a Sharon Stone.

Más recientemente, encarnó a Carlos IV en "Los fantasmas de Goya" de Miloš Forman.

Actualmente, el actor comparece ante la justicia por entrar sin consentimiento a un edificio y por resistirse a la autoridad.

El dueño de la vivienda, que ocupaba ilegalmente la pareja, asegura que se han causado 5 mil dólares en daños.