La nueva edición de los Brit Awards se realizó en el O2 Arena de Londres y tuvo como maestro de ceremonias al cómico James Corden.

La gala fue inaugurada por los Artic Monkeys, que se llevaron el galardón a Mejor Banda y Mejor Álbum. Por otro lado, los One Direction recogieron el premio a Mejor Vídeo y Éxito Global.

Lorde arrebató la estatuilla de Mejor Artista Internacional a Katy Perry, por la que muchos apostaban y que amenizó la gala con ‘Black Horse’.

Asimismo, muchos de los asistentes se sorprendieron al escuchar el nombre de Ellie Goulding como Mejor Artista Británica porque se impuso a contrincantes de la talla de Birdy, Jessie J, Laura Mailing y Laura Mvula.