No pudo con su genio. El actor inglés Sacha Baron Cohen asistió a la edición número 84 de los premios de la Academia caracterizado de "El dictador", personaje que protagoniza su último trabajo en la pantalla grande.

Sin embargo, Sacha no logró llegar a su asiento, luego de protagonizar un escandaloso encuentro –en vivo- con el presentador de E! Entertainment, Ryan Seacrest.

Mientras Seacrest intentaba entrevistar a Baron Cohen, recibió un regalo inesperado: un baño de polvo blanco que arruinó su elegante terno y el paso de los famosos en la alfombra roja.

Minutos después del incidente, el polémico blogger Perez Hilton escribió en su cuenta oficial en Twitter: “Sacha Baron Cohen rules (manda)! #Oscars”.

El actor británico es famoso por sus estrafalarios personajes detrás de las cintas Borat y Brüno; por lo que la Academia le advirtió no recurrir a esos recursos.

Custodiado por dos guardias femeninas vestidas con traje militar de minifalda, trató de esparcir cenizas de la urna por la alfombra, momento en el que fue abordado por los miembros de seguridad de la gala.

Su intención era presentarse vestido con su chaqueta pletórica de condecoraciones, gafas oscuras y una abundante barba, tal como lucirá en el largometraje, y lo consiguió.

Lea más NOTICIAS de ENTRETENIMIENTO haciendo clic AQUÍ.