Sandra Bullock batalla por la custodia de la hija de su marido

La actriz y su esposo Jesse James se encuentran inmersos en una complicada batalla legal por la custodia de la hija que este tuvo en su anterior matrimonio.
Foto:EFE

La actriz estadounidense Sandra Bullock y su esposo Jesse James se encuentran inmersos en una complicada batalla legal por la custodia de la hija que este tuvo en su anterior matrimonio con la intérprete de filmes para adultos Janine Lindemulder.

Según informa hoy la cadena CNN en su página web, Bullock y James solicitaron la custodia de la hija de 5 años del actor, Sunny Lee, a principios de este año, cuando la madre de la niña fue encarcelada por evasión de impuestos.

La actriz y el actor con el que se casó en 2005 lograron su objetivo tras enviar cartas al juez del caso, en las que alegaban que Lindemulder no estaba "capacitada" para criar a la niña.

Sin embargo, cuando salió de prisión, Lindemulder reclamó que se le devolviera la custodia de Sunny Lee.

El juez del proceso estableció entonces que la ex mujer de James tenía el derecho de visitar a su hija los domingos, siempre que la mantuviera alejada de su nuevo marido, el delincuente Jeremy Aikman, y no consumiera drogas ni alcohol, según los documentos del expediente.

El caso se complicó a finales de octubre, cuando el marido de Bullock volvió al juzgado para denunciar que Lindemulder había puesto a su hija en contacto con Aikman.

En la batalla por limpiar su imagen, la madre de Sunny Lee recurrió esta semana a programas y tertulias de televisión, en los que asegura que se arrepiente de "terribles errores del pasado" y que ahora es "la mejor madre que puede ser".

Según CNN, Bullock también ha tomado cartas en el asunto y ha enviado una nueva carta al juez, en la que asegura que la niña está "descuidada y aislada" cuando se queda con su madre.

"Bajo la vigilancia de Janine, Sunny se queda a veces sola durante el día, mientras su madre está dormida por el abuso de las drogas", escribió Bullock, de acuerdo con la cadena.

La actriz aseguró que la incertidumbre que rodea a Sunny ha afectado su propio trabajo.

"Yo misma he dejado de trabajar como solía para estar aquí con Jesse y los niños, porque no saber nunca la condición en la que estará Janine y, más preocupante aún, la condición en la que estará Sunny, es vivir en una alerta constante", aseguró Bullock.

En la carta, la intérprete también rechazó las acusaciones de Lindemulder de que su empeño en mantener la custodia de Sunny se debía a su incapacidad para procrear.

"Compartir la alegría de traer otra vida a este mundo con Jesse es algo que deseo mucho. Pero nos hemos dado cuenta de que a Sunny no le conviene, dada la inestabilidad que hay en su vida ahora mismo", escribió.

Por su parte, en una entrevista en la cadena ABC, Lindemulder se mostró "herida" por las acusaciones de Bullock y señaló que la actriz "no puede saber lo que ocurre" en su casa.

-EFE-